lunes, 11 de abril de 2011

LAS SIETE ESTRATÉGIAS PARA INCREMENTAR LA CREATIVIDAD

Es determinante analizar, el sin número de elementos o mecanismos que incentivan y despiertan la creatividad. Sin lugar a dudas, el combustible y fuente de toda actividad o acción creativa es impulsada por una fuerte pasión por hacer determinada cosa. Es perceptible que las personas que realizan su trabajo el cual les despierta un alto grado de excitación y estimulo a la hora de ejecutarlo, usualmente son indiferentes al tiempo y espacio en el cual se encuentran. Se apartan de cualquier realidad o sentido cercano, en vez de ello cegan toda su atención en lo que hacen, sin importar cuantas horas o inclusive días les demande. Para llegar a dicho estado, es necesario desarrollar una serie de actitudes o comportamientos, que los conducirán a dicho fin. En primera medida, es necesario pensar de manera ágil pero lenta; la gente innovadora no es la que hace las cosas más rápido que las demás. Todo lo contrario, es aquella que se toma el tiempo necesario para analizar y discernir cada escenario posible, que le permita tomar la mejor decisión. Para llegar a dicho fin, previamente se debió haber estado en completa relajación mental y espiritual; pues los dos elementos permiten ampliar el espectro de juicio y raciocinio. 
De igual manera, es necesario pensar en cosas utópicas o irreales. Pues ello permite incentivar la concepción de ideas locas o poco convencionales que conduzcan a nuevas realidades tangibles o intangibles. Es una acción provocativa y audaz, en donde la persona puede relacionar elementos tan divergentes como un escritorio y un automovil. A la par de lo anterior, el poseer mente abierta y receptiva a nuevas opiniones y conceptos; maximiza las probabilidades de desarrollar nuevos planes, pues se cuenta con una opinión diversa y generalmente opuesta a la  nuestra, lo que permite ampliar el espectro mental y romper barreras. Es por esto que se hace necesario contar con un equipo multidisciplinar (ingenieros, administradores, diseñadores, abogados, economistas, etc) en la elaboración de un nuevo producto o servicio.
Otro mecanismo de incentivar la creatividad es mediante la fluidez mental; es decir liberar el cerebro de cualquier paradigma o prejuicio, y empezar a  razónar en cosas no comunes, así estas nos conduzcan a un callejón sin salida. Debido a que el equivocarse hace parte natural de un proceso de innovación.
Por otro lado, se hace imperativo que cualquier  pensamiento se plasme de manera gráfica, pues ello permite clarificar cualquier idea que se tenga al respecto de algo específicamente. Los dibujos son una excelente herramienta de apoyo, como insumo a la creatividad, y ni se necesita ser artista para realizarlo.
Finalmente, todo lo anterior debe ir acompañado de un alta dosis de felicidad, pues no hay nada más placentero y gratificante que realizar las cosas que nos lleven y nos hagan personas totalmente felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada